Está JESUS cargando la cruz entre soldados, fans y de más, unos le ayudan otros se hacen bien pendejos y de la nada sale una pinché vendedora de playeras “mire lleve la playera de Jesús con la cara más actual que tenemos, llévela, llévela” ya sabes estos carbones no se les va ni una Jajajajajaja están capaces!! En efecto la profesión más vieja del mundo.