El Burro llamado kulo 

Un día un Cura se inscribió en una carrera con un burro llamado KULO, y ganó. 
El Cura estaba tan contento que volvió a entrar de nuevo a la carrera, y volvió a ganar. 

Entonces, el periódico local publicó una nota que decía:

KULO DEL CURA A LA CABEZA

El Obispo se molestó y ordenó al Cura que no volviera a las carreras con el burro .

Al día siguiente el periódico publicó:

OBISPO FRENA EL KULO DEL CURA

El Obispo, inconforme, ordenó al Cura deshacerse del burro .

Éste decidió regalarlo a una Monja de un convento cercano y, en cuanto el periódico se enteró, publicó lo siguiente:

MONJA TIENE EL MEJOR KULO DE LA CIUDAD

El Obispo se desmayó. Y Se le ordenó a la monja que se deshiciera del Burro y Ella lo vendió por 500 pesos. Pero, cuando se enteraron en el periódico publicaron:

MONJA VENDE SU KULO POR 500 pesos

Ya eso fue demasiado para el obispo

, por lo que ordenó a la monja volver a comprar al burro y conducirlo a las llanuras para que anduviera libre.

Al día siguiente los titulares decían:

MONJA ANUNCIA QUE SU KULO ES LIBRE Y SALVAJE

El obispo se infartó y fue enterrado al día siguiente. 

MORALEJA:

Preocuparse por la opinión pública puede traer mucho dolor y miseria, e incluso acortar la vida.

Deje de preocuparse por el kulo de los demás, sólo preocúpese por el suyo, y disfrute de la vida..!

Add a Comment

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *